Cómo cambiar un enchufe tú mismo

Los enchufes son uno de los elementos de las viviendas que más daños suelen sufrir y es que muchas veces no llegamos a ser conscientes de la cantidad de veces que los utilizamos y del escaso cuidado que los prestamos, por ejemplo, a la hora de desenganchar de la pared los aparatos, pues numerosas veces se hace pegando un buen tirón, lo que con el tiempo hace que dicho enchufe se vaya estropeando y termine saliéndose de la toma de la luz.

Por eso al final acaba el día en el que hay que cambiar los enchufes. En este caso puedes recurrir a los cientos de profesionales existentes o hacerlo tú mismo si tienes un poco de mano y tomas las precauciones convenientes. La primera de ellas es que hagas esta tarea durante el día para que tengas la luz suficiente para poder cambiar el enchufe sin problemas, ya que tendrás que cortar el suministro antes de empezar a trabajar. No olvides avisar al resto de los miembros del hogar para que no lo conecten mientras estás trabajando.

Ahora ya puedes empezar a cambiar tu enchufe y para ello lo primero que tienes que hacer es desatornillar su embellecedor. Una vez lo hayas hecho, quita la parte central con cuidado para que no dañes ningún cable. Desconecta con mucha paciencia todos los cables y anota con cinta aislante en cada uno de ellos, donde iban conectados para que a la hora de montar el enchufe nuevo no se cometa ningún error.

Lo siguiente es repetir el proceso anterior pero al contrario, es decir, volviendo a poner los cables para atornillar después cada una de sus partes a la pared. Como puedes comprobar esta tarea es bastante sencilla y con un poco de cuidado y los materiales necesarios,podrás realizarla tú solo sin necesidad de llamar a ningún electricista Alcobendas profesional con lo que te podrás ahorrar una importante cantidad de dinero.